Plan del sitio



La obra de Bello y Reborati  puede estudiarse en dos capítulos bastante diferenciados.
Por un lado  la obra de la empresa  en general,  a partir de 1921 y hasta 1939. Por otro, el inconcluso conjunto habitacional popularmente llamado Carrasquito, en el barrio Jacinto Vera,  construido paralelamente entre 1934 y 1939.

Hasta agosto de 2017, se han fichado y publicado un total de 356  construcciones, 208 en Pocitos- Punta Carretas,  68 en  Carrasquito  y 80 en otras zonas.
Todas pueden consultarse por su dirección en el listado que aparece a la izquierda (en la versión web, para verla en dispositivos móviles hay que cambiar a la versión web).
Todavía quedan  algunas por relevar, por lo tanto invitamos a quienes quieran participar en esta tarea nos hagan llegar sus colaboraciones al correo electrónico que se detalla en nuestra página de contacto incluso si lo desean, incluyendo sus propias fotografías.
El inventario en la zona de Pocitos, sin duda debido a la importante concentración de construcciones en un ámbito geográfico reducido, ha sido más eficientemente realizado que en el resto de la ciudad. Si consideramos un total aproximado de 350 casas construidas por la empresa en esa zona, han sido censadas casi un 60%.
En el resto de la ciudad sobre unas 150 el total fichado no llega al 53%.
Es de suponer además, que como fuera de Pocitos las demoliciones por construcción de edificios en altura han sido menores, debería  haberse conservado un porcentaje mucho mayor que en Pocitos, o por lo menos proporcional.


Respecto a lo construido en el barrio en Jacinto Vera, conviene apreciarlo como un todo accesándolo por la etiqueta Carrasquito.
Se trata de una urbanización o un conjunto habitacional, desarrollado como un conglomerado de casas individuales, o como máximo dos unidades en una misma casa.
Se eligió  una unidad estilística, inspirada en el racionalismo a veces con detalles art decó, e incluso náuticos, a pesar de la  lejanía de la costa.
Este muy importante núcleo originalmente proyectado para ser de 400 viviendas, cuyos permisos de construcción se tramitaron en 1934, quedó inconcluso en 1939 cuando se había construido aproximadamente una cuarta parte del total.
La perturbación económica producida por la segunda Guerra Mundial,  impidió a Bello y Reborati construir de acuerdo a los presupuestos, llevándolos a la quiebra.
Este capítulo de la obra de los constructores, ha sido igualmente tratado con indiferencia, a pesar de que también merece un estudio minucioso por su influencia en la dinámica del crecimiento de la ciudad, y por el singular e innovadora concepción estética del conjunto, hoy bastante difícil de apreciar por las modificaciones que se realizaron en muchas de las construcciones.


 Fotos y gifs Minnie